Una frase de Thomas Jefferson

«El ridículo es la única arma que puede usarse contra proposiciones ininteligibles».

Thomas Jefferson
.