Una frase de Raymond Carver

“Podía escuchar mi corazón latir. Podía escuchar el corazón de todos. Podía escuchar el ruido humano que hacíamos allí sentados, ninguno de nosotros se movía, ni siquiera cuando la habitación se oscurecía «.

Raymond Carver
.