Una frase de Carol Bishop Hipps

Octubre agridulce. La pausa perfecta, suave, desordenada y pateando hojas entre las miserias opuestas del verano y el invierno «.

Carol Bishop Hipps