Una frase de George Carlin

“Pero hay una razón. Hay una razón. Hay una razón para esto, hay una razón por la que la educación apesta, y es la misma razón por la que nunca, nunca, nunca se solucionará. Nunca va a mejorar. No lo busque. Sé feliz con lo que tienes. Porque los dueños de este país no quieren eso. Estoy hablando de los verdaderos dueños ahora, los verdaderos dueños, los grandes intereses comerciales ricos que controlan las cosas y toman todas las decisiones importantes. Olvídese de los políticos. Los políticos están ahí para darte la idea de que tienes libertad de elección. Tu no. No tienes elección. Tienes dueños. Te poseen. Son dueños de todo. Son dueños de todas las tierras importantes. Poseen y controlan las corporaciones. Hace mucho que compraron y pagaron por el senado, el congreso, las cámaras estatales, los ayuntamientos, tienen a los jueces en sus bolsillos traseros y son dueños de todas las grandes compañías de medios, por lo que controlan casi todas las noticias e información. tienes la oportunidad de escuchar. Te agarraron por las bolas. Gastan miles de millones de dólares cada año en cabildeo, cabildeo, para conseguir lo que quieren. Bueno, sabemos lo que quieren. Quieren más para ellos y menos para los demás, pero les diré lo que no quieren: no quieren una población de ciudadanos capaces de pensar críticamente. No quieren personas bien informadas, bien educadas, capaces de pensar críticamente. No les interesa eso. Eso no les ayuda. Eso va en contra de sus intereses. Así es. No quieren que la gente que sea lo suficientemente inteligente como para sentarse alrededor de la mesa de la cocina se dé cuenta de lo mal que los está jodiendo un sistema que los tiró por la borda hace 30 putos años. Ellos no quieren eso. ¿Sabes lo que quieren? Quieren trabajadores obedientes. Trabajadores obedientes. Personas que son lo suficientemente inteligentes como para manejar las máquinas y hacer el papeleo, y lo suficientemente tontas como para aceptar pasivamente todos estos trabajos cada vez más de mierda con el salario más bajo, las horas más largas, los beneficios reducidos, el fin de las horas extraordinarias y la pensión que desaparece en el momento en que vaya a cobrarlo, y ahora vienen por su dinero del Seguro Social. Quieren su dinero de jubilación. Lo quieren de vuelta para poder dárselo a sus amigos criminales en Wall Street, ¿y sabes algo? Lo conseguirán. Lo conseguirán todo de ti, tarde o temprano, porque son los dueños de este maldito lugar. Es un gran club y tú no estás en él. Tú y yo no estamos en el gran club. Y, por cierto, es el mismo gran garrote que usan para golpearte en la cabeza todo el día cuando te dicen en qué creer. Todo el día golpeándote en la cabeza en sus medios diciéndote qué creer, qué pensar y qué comprar. La mesa está inclinada amigos. El juego está manipulado y nadie parece darse cuenta, a nadie parece importarle. Gente buena, honesta y trabajadora – de cuello blanco, de cuello azul, no importa el color de la camisa que lleves puesta – la gente buena, honesta y trabajadora continúa – estas son personas de medios modestos – continúan eligiendo a estos ricos chupapollas a quienes les importan un carajo. No les importas un carajo. No les importas un carajo. No se preocupan por ti en absoluto, en absoluto, en absoluto. Y nadie parece darse cuenta, a nadie parece importarle. Eso es con lo que cuentan los propietarios; el hecho de que los estadounidenses probablemente seguirán ignorando deliberadamente la gran polla roja, blanca y azul que se les mete por el culo todos los días. Porque los dueños de este país saben la verdad: se llama Sueño Americano, porque hay que estar dormido para creerlo ”.

George Carlin