Una frase de G. Randolf

«Los verdaderos buenos amigos son difíciles de encontrar, difíciles de dejar e imposibles de olvidar».

G. Randolf
.